San Carlos de Bariloche - -
 

ZINN, Howard: "Casi una revolución"., EN: La otra Historia de los Estados Unidos. Siglo XXI editores. Pags. 63-82.

Por Silvana López

Casi una revolución

La emergencia de una clase aristocrática defensora de sus intereses económicos y políticos en la incipiente norteamerica, promovió sin mayores esfuerzos la independencia del imperio británico. Por tanto, en las filas enlistó a suficientes americanos para vencer al imperio británico, sin alterar las relaciones económicas y políticas que les dieron el status y la riqueza adquirida en 150 años de colonia.
Si bien la sociedad en si era bastante heterogénea, existían clases sociales bien diferenciadas unas de otras, por tanto aquellos merecedores de participar en la guerra fueron una elite dominante, terrateniente, con suficiente dinero lo cal los hacía merecedores de un determinado status y de la ciudadanía; por otra parte estaban los hombres blancos pobres, suerte de servidumbre, quienes no poseían propiedades ni dinero, por cuanto no tenían el derecho de ser ciudadanos como tampoco en listarse en las filas, donde se suman, esclavos negros e indígenas.

Conforme pasó el tiempo, la situación empeoró, se decide enlistar a los blancos pobres(menos respetados) en el caso de Virginia y Massachusetts este grupo lo conformaban los vagabundos, al respecto el autor señala que esta fue una salida prometedora para esta clase social, al mismos tiempo agrega que los más acomodados no permanecieron largo tiempo en las filas. Otro detalle a tener en cuenta es que la población no hacía causa común con esta guerra, aunque la elite dominante sabía que era un salvoconducto para los problemas de orden interno. Luego el servicio militar no sólo fue discriminador si no también obligatorio lo que causó una serie de revueltas internas. En el Norte hubo grandes pérdidas, a pesar de esta situación resisitió mientras Frankiln negociaba con los franceses para obtener mayor fortaleza militar y enfrentar a los ingleses. El conflicto luego se trasladó al sur con lo cual con la ayuda francesa obtuvieron algunas victorias en Virginia hacia 1781.

Entretanto otra guerra se gestaba internamente siendo esta una lucha de clases, es decir entre ricos y pobres. El autor alude al enriquecimiento de algunos en desmedro de la gran pobreza de otros.
El congreso continental que gobernó las colonias mientras durante la guerra, estaba liderada por una elite dominante asociados entre sí en facciones y grupos por vínculos personales o familiares. Es aquí donde se toma la decisión de pagar medio sueldo a oficiales que permanecieran en sus puestos hasta el final, pero los soldados rasos quedaban exceptuados de este beneficio, este grupo eran quienes morían en el frente en combate, de hambre y frío. Por tal causa hacia 1781 un grupo enfrentó y dio muerte a oficiales y capitanes y luego se dirigió hacia el congreso de Filadelfia.

El momento era sumamente crítico, George Washington, negoció la paz, donde se licenció a la mitad de los hombres y se les concedió un permiso al resto. Los motines siguieron pero no prosperaron, el límite se marcó con la muerte de 3 de sus líderes, pero el malestar social creció y se sumó a esta situación, ahora los civiles se enfrentaban a los militares; los estados de Delaware, Maryland, Carolina del norte, Carolina del sur, y ciertos lugares de Virginia quedaron al límite de sus recursos.

Las clases subalternas fueron las que se oponían con más fuerza a una clase dominante independientemente si se ganaba o perdiese la guerra contra Inglaterra.

Por otra parte en ciertos estados, la cantidad de esclavos negros significaba dentro de la población entre un 20 al 50%, que con la petición elevada al presidente Washington por los negros de participar en la guerra y así obtener su libertad, generó cierto temor pero también la misma fue desatendida por el presidente. Sumado a esto un comandante británico Lord Dunmore, ofreció a los esclavos negros sumarse a las filas británicas y a cambio les concederían la libertad, creando así un clima de mayor confusión.

En cada estado la polaridad de clases era cada vez más marcada a pesar también que en cada estado se hacían pequeñas concesiones siempre dirigidas a los que más tenían. Las constituciones de 1776 y 1780 de los estados no fueron muy diferentes a las anteriores, salvo Pensylvania, que abolió el requisito previo de ser propietario para votar y ocupar cargos de elección.

El autor señala que al examinar el efecto de la Revolución en las relaciones de clase, sería interesante observar el destino de las tierras confiscadas a los leales a la corona que huían, por cuanto en relación a este tema, las tierras se distribuían a los líderes militares para que as u vez se enriquezcan ellos y sus allegados, conforme esta situación se parcelaban las tierras y se rentaban a pequeños productores agrícolas creando así una base de apoyo para el nuevo gobierno, esta forma caracterizó a la nueva nación y le dio lugar a la formación de al clase media.

Si bien hay algunos autores aluden que esta no fue la única forma por lo que habría que sumar a los trabajadores de la ciudad y el artesanado al grupo de pequeños productores agrícola; todos ellos fueron convertidos en pueblo por la retórica de la Revolución , creando así una suerte de unión nacional que comenzaba a identificarse con América.

Los arrendatrios comenzaron a conformar una fuerza, por cuanto si dejaban de pagar sus rentas originaban serios problemas en la elite, por cuanto el parlamento se vio obligado a crear una ley por la cual se permitía confiscar las tierras de los leales a la corona, y de esa forma redistribuir la tierra en pequeños propietarios, en donde pasaron a ser de arrendatarios a pequeños propietarios es decir que en vez de pagar la renta ahora estaban endeudaos con una hipoteca bancaria la cual debían pagar, vale decir que la situación para este grupo no mejoró.

El autor se pregunta ¿Qué significó la revolución para los nativos de América, los indios?
En principio la declaración los ignoró, dado que no fueron considerados como iguales, sobre todo a la hora de gobernar los territorios que ellos habitaron desde sus orígenes.

Por cuanto, vencidos los británicos, comenzó un proceso de expropiación de tierras indígenas, que consistió básicamente en la matanza de aquellos que fueran disidentes. Al respecto Francis Jennings, agrega que los blancos americanos lucharon contra el control británico en el este y por su propio imperialismo en el oeste. En Nueva York tomaron por medio de un sistema engañoso, 800.000 acres de territorio mohawk dando fin al período de amistad entre mohawk y Nueva York.

En tiempos donde Ingleses y franceses se disputaban territorios de América del norte, los indígenas fueron aliados de los franceses, a su vez los franceses tenían propósitos comerciales con sus tierras, los ingleses en cambio deseaban apropiarse de las mismas por sus buenas condiciones de caza y espacio vital.
Hacia 1763 con la culminación de la guerra entre franceses e ingleses, los franceses los franceses cedieron territorio indígena a los ingleses situados al oeste de los Montes Apalaches, y los indígenas fueron rotundamente ignorados. Esta situación generó, un fuerte enfrentamiento contra los británicos, aquí los indígenas se unieron en pos de defender sus territorios, los británicos llamaron a este evento "Conspiración Pontiac" pero en palabras de Jennings fue "Guerra de libración para la independencia". Por otra parte un detalle poco feliz, es agregar que aquí se ensayó la primera guerra biológica, un general británico (no quiero siquiera nombrarlo) entregó mantas contaminadas con viruela de un hospital a grupos de indígenas con los que estaba negociando, la epidemia fue inevitable. Pese a la forma en que se diezmó a los indígenas no los doblegaron y continuaron la guerra. Los británicos decidieron firmar la paz, estableciendo una línea divisoria en los Montes Apalaches, por la cual se decidió no establecer colonias, lo que produjo mayores diferencias con los estadounidenses, ya que la carta original de Virginia decía que su territorio se extendía hacia el oeste hasta el océano. El autor agrega a este punto la razón por la cual los indígenas lucharon en el bando inglés durante la Revolución. Pero la realidad los mostraba en una soledad total frente a una incipiente nación preocupada por expropiarles sus territorios.

Mientras que la elite dominante tenían amplia injerencia en los territorios del este, los blancos pobres comenzaron a buscar asentamiento en el oeste, al mismo tiempo sirvieron de instrumento de pacificación a la elite en cuanto al ingreso a la zona fronteriza de los indígenas.

Con los esclavos la situación fue más compleja, en los estados del norte se combinó la retórica de la Revolución con la necesidad de esclavos, por cuanto esto desembocó en el fin de la esclavitud, aunque hay que señalar que fue un proceso muy lento (Hacia 1810, seguían siendo esclavos alrededor de 30.000 y hacia 1840 aún habían unos 1000).

En la parte superior de los estados del sur, hubo más negros libres que antes, lo cual derivó en una legislación especial para controlar la situación. Mientras que en los estados más al sur, se acentuó la esclavitud con la promoción de plantación de arroz y algodón. En tanto que el autor señala que la revolución, creó espacios y oportunidades para que los negros exigieran a la sociedad blanca, esto se traduce en peticiones para la abolición de al esclavitud e igualdad de derechos (esto incluía el voto). Jefferson al respecto, compatía ideales olíticos de la Ilustración pero no bastaron para que sumados a las presiones de las elites dominantes él siguiera siendo dueño de esclavos.

Entonces la exclusión de los indígenas, la posición inferior de los negros, la supremacía de las elites dominantes, que desde la época de la pre Revolución ya estaba conformada, ahora quedó legitimada y regularizada en la constitución de 1787, la cual fue considerada por muchos, una obra genial, por el marco legal para la democracia y la igualdad. Esto motivó a un historiador Charles Beard a principios de este siglo someter dicha constitución a una revisión, de donde hace hincapié en las ideas políticas y trasfondos económicos de los actores que participaron en Filadelfia para su redacción. Beard, encuentra que muchos de sus redactores fueron grandes terratenientes, dueños de esclavos, fábricas y comercios de importancia, alguno de ellos de profesión abogados, otros habían hecho préstamos de dinero al gobierno a cambio de intereses, además de poseer bonos. Por tanto concluye que sobraban motivos por los que los intereses económicos eran relevantes para el establecimiento de un gobierno federal.(Nota ver en la pág. Nº 77 para explayar más razones).

En tanto que Beard, agrega que estaban excluidos de la constitución, los indígenas, los esclavos, los criados contratados, las mujeres y los no propietarios de tierras. Entonces la constitución no recogió los intereses de estos grupos.

Su intención fue dejar en claro que la redacción de la constitución no fue para beneficio de los "padres de la patria" si no para beneficiar a los grupos que representaban los "intereses económicos que entendían y sentían de una forma concreta y definida a través de su experiencia personal". Pero en estos tiempos, no sólo existía la necesidad de un gobierno central fuerte para protección de dichos intereses económicos, si no también por el miedo a una rebelión promovida por los agricultores, cuyo motivo radica en una rebelión en Massachussets en 1786.

La constitución, dejó el cobro de cargas estatales en mano de los ricos, sumado a esto tampoco, distribuía las divisas en papel, con lo cual los agricultores se endeudaban. Ante esta situación se organizaron en convenciones clandestinas en los condados occidentales, para agilizar la oposición.
Aquellos pequeños productores agrícolas que no pudieran pagar sus rentas se les expropiaba absolutamente todo, tanto sus tierras como sus producciones.

Algunos veteranos de la guerra, tan engañados como los productores agrícolas, se sumaron a este grupo, los entrenaron y los armaron; un ex veterano de guerra Luke Day estaba a la cabeza. Peticionaron ante el tribunal general ejercer sus derechos constitucionales, por cuanto este tribunal atrasó la acción del juicio de expropiación. Este hecho sentó precedente para que otros grupos siguieran el mismo camino. En tanto que el gobernador de Massachussets se alarmó frente a estos acontecimientos y alertó desde Boston que la gente debía ajustarse dentro del marco legal constitucional, la respuesta del pueblo fue contundente, aludiendo que los de Boston disponían dinero de los desmanes de la Revolución por tanto exigían mayores explicaciones. A este grupo se los llamaba "reguladores", pronto en todo el territorio se replicaban estas situaciones. Entretanto el gobierno dispone enviar para controlar la situación al ejército nacional contra los disidentes rurales. La situación cada vez se agrava más y se crea una ley para encarcelar a los grupos rebeldes sin juicio previo, aunque esta suerte de dictadura ejerciera premios y castigos en su población hubo consenso de muchos gobernadores por esta acción.

Hamilton que fue ayudante de campo de Washington durante la guerra, ejercía influencia en las elites dominantes, por tanto en la convención constitucional, hace una sugerencia para que el presidente y los senadores fueran cargos vitalicios, la misma no fue tomada en cuenta, pero tampoco hubo elecciones populares, con excepción de la cámara de representantes, donde el requisito era establecido por los ejecutivos estatales (donde la exigencia era ser propietario para poder votar la cual estaba vigente en casi todos los estados). El autor reitera quienes quedan excluidos, indígenas, esclavos, mujeres, etc.
En tanto, que la constitución aseguró la provisión de que los senadores fuesen elegidos por los legisladores estatales, para que el presidente fuera elegido por electores elegidos por los legisladores estatales y que el tribunal supremo lo nombrara el presidente.

De todos modos la división de la sociedad en ricos y pobres, ero lo más problemático, dado que quien tuviera mucho dinero, también tenía poder lo cual generaba una indiscutible contradicción, por lo que no era natural que un gobierno representativo caiga en concentrar el poder en manos de pocos. Era el momento de ratificar la constitución, someterla al voto de los convencionales y conseguir la aprobación de 9 de los 13 estados; en tanto que, en Nueva York la prensa difundía artículos anónimos que daban explicaciones acerca de al constitución, luego se supo que la autoría les pertenecía a Madison; Hamilton y Jay dichos escritos se conocieron con el nombre de "Federalist paper": En el nº 10 del Federalist paper Madison argumenta de al necesidad de un gobierno representativo para mantener la paz en la sociedad. Ya que aludía a que muchos de los problemas faccionales tenía su origen en el desequilibrada distribución de la propiedad, con lo cual alude en este punto, al interrogante que se planteaba a al hora de controlar a aquellos que más tienen, mientras que las facciones minoritarias serán fácilmente controladas ya que las decisiones serían tomadas en función del voto de la mayoría. Por tanto que Madison divisaba el problema en las facciones mayoritarias, encontraría la solución en la constitución con la creación de una "Extensa República", es decir, una gran nación conformada por los 13 estados, o sea, Madison apuesta a la unión y la conformación de una República.

Pero en el análisis económico que se le puede hacer a la constitución, se observa un grupo preocupado en mantener sus privilegios pero que a la vez, se dignan a compartir libertades y derechos con el resto del pueblo por lo cual se asegurarían el apoyo popular.
En el nuevo gobierno Madison, Jefferson y Monrroe pertenecen a los demócratas republicanos, Mientras que en la facción contraria estarían Washington, Hamilton y Adams, pertenecientes al partido federalista, lo cierto es que ambos acordaron los objetivos de gobierno y anticiparon el fundamental acuerdo de las facciones del sistema Americano.

Es decir, por medio del Federalist paper se transmitía que centralizando el poder se conseguiría el tan ansiado orden y control sobre las masas insurgentes, aludiendo a la razón, la justicia y la verdad.
El autor resalta que la constitución fue un acuerdo entre los intereses negreros del sur y los intereses económicos del norte. En tanto que, hacía falta fomentar el mercado interno, para estimular el comercio interestatal, por cuanto los norteños, solicitan leyes que regulen el comercio interno y que para su aplicación requerían la mayoría del congreso; mientras que los sureños pidieron continuar con el comercio de esclavos, durante 20 años, antes de su abolición.

Beard, que los gobiernos incluyendo el de Estados Unidos, no son neutros, representan intereses predominantes, y que sus constituciones se hacen para seguir estos intereses.

A pesar de al gran concentración de tierra en pocos y una gran mayoría sin nada, este gobierno obtuvo apoyo popular, que venía de los trabajadores artesanales urbanos, ya que mostraban interés en un gobierno que protegiera su trabajo de la competencia extranjera. Esta situación fue muy notoria en Nueva York , es decir bregaban por un gobierno que protegiera la producción nacional, tal vez por esta razón, muchos artesanos y trabajadores daban su apoyo a los conservadores. En tanto que el autor reflexiona, acerca de que en la constitución, si bien, opera para una elite acomodada no deja afuera a pequeños propietarios, agricultores, artesanos y trabajadores, es decir, su base es amplia.

Pero la elite mantenía el control, sobre negros y pobres blancos con medidas coercitivas basadas e la fuerza legal, todo sea en pos del patriotismo y la unidad. La constitución se hace más popular después de aprobar una serie de enmiendas, la 1º Ley de derechos, la cual refería al gobierno en guarda de las libertades populares: En cuanto al credo, a los medios de comunicación, a los juicios justos, etc.

A pesar de haber sido diseñada para atraer la atención de grandes masas populares, las libertades populares eran una incógnita cuando quedaban en manos de los ricos y poderosos. El autor también señala que protegen los contratos de todo el mundo, parece un acto de justicia y de trato igualitario, aunque cual fuere el caso del contrato en sí, en la mayoría de los casos se favorece al más poderoso de las partes, de esta forma el gobierno concentra el poder por medio de sus leyes, tribunales, policía, para colocarlas al lado de la elite dentro de un marco legal.

Si bien en la primera enmienda de 1791, la ley de derechos promovía la libertad de expresión, pasado 7 años otra enmienda, reemplazó a esta y reprimió severamente la libertad de prensa.

En tiempos de la revolución Francesa, irlandeses y franceses, rondaban Estados Unidos así es que en 1798, se aprueba la ley de sedición, la cual aplastaba con todo su peso, cualquier expresión en contra del gobierno y promovía en el pueblo el desprestigio y la difamación contra ellos, aunque dicha ley se contradiga con la 1º enmienda. Por cuanto el gobierno encuentra su base legal para controlar la expresión.
Con respecto a lo económico, en la gestión de Washington, Hamilton (tesorero) aplicó a rajatabla los poderes del congreso e impuso impuestos.

Por tanto, convencido de que el gobierno se fortalecería con aliándose con algunos personajes de la elite dominante, propuso una serie de leyes que fueran aprobadas en el congreso. Fundó el banco de los Estados Unidos, en asociación del gobierno y los intereses de banqueros, se introdujo una tarifa para ayudar a la industria, se acordó pagar a los obligacionistas (obligaciones de la guerra que estaba en manos de un grupo de ricos), el valor integral de los bonos, por lo cual se introdujeron leyes impositivas para pagar estos bonos, uno de los más perjudicados con estos impuestos fueron los pequeños productores de grano para la fabricación del Whiskey.

.El autor señala de la flexibilidad de la constitución que se adopta de acuerdo a la conveniencia de intereses en juego, siempre para el beneficio de un determinado grupo. Agrega también que los padres fundadores, buscaron siempre el equilibrio más conveniente para ellos, y aseguraban que no querían igualdad entre esclavos y amos, sin tierra y terratenientes, indios y blancos, en tanto que aunque ya se ha mencionado, las mujeres quedaron fuera de la declaración y de la independencia.

 

ISSN 1853-5593
www.hechohistorico.com.ar

Publicación de actualización continua
Contacto Técnico: info@hostingsbariloche.com.ar
Diseño y Mantenimiento: www.carloslombardi.com.ar
Editor Responsable: Carlos Lombardi - Los Cedros 520 - 0299-155338130
Cipolletti - Prov. Río Negro - República Argentina
Proverbio árabe:
Cree en Alá...
... pero ata tu camello...